De Ingeniera en Computación a Ingeniera de su propia VIDA

 
La historia de hoy viene desde la ciudad de Puerto Madryn Argentina, la protagonista se llama Ana Cecilia.
Ana Cecilia es una apasionada de la vida, mujer que honra su especie, eterna aprendiz, altamente sensible, creativa, chispeante y mágica. Un buen día se animó a DAR EL SALTO y demostrarse a ella misma y al mundo, de lo que se puede ser capaz cuando uno sigue su corazón.
Las invito a conocer e inspirarse con su historia:
 
 
SALIRSE DEL SISTEMA ¡ES POSIBLE!
 
 
Comencé mi emprendimiento al comprobar que la vida laboral supuestamente “exitosa” que había logrado como ingeniera no me permitía un balance y satisfacción con mi vida personal. No fue hasta que fui mamá de mi primer hijo Máximo que definitivamente me armé de la mentalidad, valentía y el plan adecuado para materializar mi proyecto de vida de Felicidad Integral en la realidad, transformándolo en una fuente de libertad e independencia para mi vida, la de mi familia y la de mis clientes y seguidores.
 
Mi motor principal de cambio fue la necesidad de salir del automatismo de vivir una vida que sentía no era la mía (una vida de mandatos y prejuicios que me eran ajenos, una vida que sentía vacía, sin alma ni alegría), para empezar a vivir esa vida para la que realmente había sido llamada: una vida con propósito en la que pudiera desplegar mi pasión y talento para ponerlos al servicio del mundo y hacer una diferencia.
 
Dejar el mundo corporativo como ingeniera para dedicarme al ejercicio de mi verdadera vocación, me permitió sacar a la luz mi mayor don para cumplir mi propósito de vida cada día, y transformarlo en una fuente plena de alegría, abundancia y libertad.
 
Gracias a esta transformación que no para de crecer, logré:
. Crear mi propia empresa de Coaching y consultoría,
. Ganar más libertad para manejar mis tiempos según mis gustos y prioridades,
. Sanar de mis ex-problemas de asma y dolores de cabeza frecuentes,
. Sanar tristezas del pasado,
. Estar presente y compartir tiempo de calidad con mi familia,
. Sanar la relación con el dinero para abrirme día a día a más abundancia,
. Generar mi propio dinero y expandir mis ingresos conforme voy creciendo en mi desarrollo mental y emocional,
. Desplegar todo mi talento, atraer y trabajar con clientes divinos (literal) con quienes genero vínculos extraordinarios,
. Viajar y llevar mi laptop y mi entrega a distintos lugares a donde puedo llevar mi mensaje y servicio,
. ¡Y tanto más!
 
Gracias a esta re-evolución, he transformado mis relaciones a todo nivel y cada día disfruto de relaciones maravillosas con compañeros en esta ruta profesional, con los que compartimos crecimiento hacia nuestros siguientes niveles de realización.
 
Aprendí tantas cosas, ¡gracias por tanto! Pero por sobre todo, me doy las gracias por mi empuje en los momentos más duros en los que aprendí que crecer es aprender a ser más feliz, y que los obstáculos que aparecen en el camino son sólo desvíos hacia tu verdadera y mejor dirección: el camino de tu corazón. Porque la felicidad es un camino, no el destino 🙂
 
Involucrarme en el mundo del emprendimiento me confirmó lo que siempre sentí, el entusiasmo de vivir una vida desde la creación deliberada de las posibilidades de SER lo que quiero ser, de SER eso para lo que he nacido. Vivir una vida desde emprender quien decido ser cada día, es la plataforma más maravillosa de realización personal y fuente inagotable de felicidad.
 
Me inspiro cada día cuando conecto con la gracia del Universo, a quien sé que puedo unirme en cualquier momento para pedir guía y asistencia, y ahí está siempre, a cada paso, cubriéndome las espaldas, cuidándome para vivir esta experiencia física como un hermoso viaje de conciencia y sanación.
 
A quien está por empezar le diría que no se demore, que se lance: este es el mejor momento de empezar a SER lo que está llamado a ser. Le diría que se escuche: que escuche el llamado de su corazón, que nunca se va a equivocar; pues no existen errores en ese camino, sino infinitas posibilidades de aprendizaje, expansión y realización.
 
Sueño con que cada día más personas despierten a su sueño: despierten a su nueva vida, una vida llena de significado en la que pueden dar lo mejor de ellos al mundo y ser extraordinariamente recompensados. Están aquí para dejar su huella y legado. Están aquí para hacer una diferencia en el mundo.
 
 
¡Gracias Ana  por compartir tu historia! Ojalá sea inspiración para muchas mujeres.  Las invito a todas a conocer más de su ARTE y compartir su sentir en los comentarios👇
 
 
 
 
 
www.facebook.com/AgentesDCambio (Grupo de la Cocina ReINgenieril de los Agentes de Cambio en Transformación)
 
 
¡Hasta la próxima!  🙂