Soy Stella, INTENSA por naturaleza.

Constructora crónica de nuevas realidades, emprendedora por pasión y vocación, de espíritu aventurero y alma de artista.

Fanática de nada, aprendiz de todo, llevo la mitad de mi vida  construyendo a prueba y error, éxitos y fracasos, pantanos y metidas de pata, el estilo de vida que quiero.
Dándole tono a mi propia voz, metiendo mano a las   ideas, experimentando conectada a mi esencia e  intuición, alineada a mis valores y propósito.

Cuando algo me atrae lo sigo desde la percepción, me intriga lo que no entiendo y exploro lo que me apasiona, busco el CAMBIO porque no puedo quedarme en un lugar, puede ser una virtud o una calamidad, sólo depende del punto de vista.   Cambio el mío para poder ser empática e intentar lo desconocido.   Me gustan los desafíos y me atraen las diferencias.

En 2014 decidí conectar con mi lado desmesurado y demostrarme a mí misma y al mundo que se puede vivir de lo que uno ama.  Y es así que comencé a gestar lo que di por llamar MUJERES INTENSAS.

 

UN GRAN DÍA ME PARE FRENTE AL ESPEJO

Y LO ÚNICO QUE HICE FUE…

¡GRITAR!

Lo sé, no es la oración más cristiana que decir frente a un espejo. Pero la verdad es que estaba harta. Harta de levantarme por las mañanas, salir corriendo y llegar a tiempo a un trabajo que desperdiciaba mi creatividad por completo, en una industria donde el SER humano era una pieza de engranaje de una gran máquina para satisfacer el sueño de unos pocos desconocidos, que por alguna razón se atribuían el derecho de controlar mi tiempo y mis prioridades.  Mi hija , entre ellas.

No era que no agradeciera mi trabajo, pero sentía que día tras día mi cerebro se entumecía. ¿Para qué Dios me hizo creativa? , ¿A que he venido a este mundo? , ¿Debe haber algo mejor para mí; qué será?. Y así comencé a arder en preguntas.

Hasta que un buen día, la empresa para la cuál preste servicio 10 años, cerró. Y experimente dos emociones que no esperaba al mismo tiempo.   Alegría, felicidad, todo fluye. Miedo y pánico.

 

¿Y AHORA QUÉ?

Cagada como palo de gallinero, aturdida de voces internas y ajenas, las emociones alborotadas, encontradas; recordé que en los momentos de pararme frente al espejo siempre encontré respuestas.

Hacía allá fui, a verme, encontrarme, reinventarME.

Fue allí que entendí que donde molesta la molestia; hay verdad, hay identidad. Es allí, donde habita nuestro propósito.

EN OTRAS PALABRAS

ME CONTÉ UNA NUEVA HISTORIA

En la que me puse por encima de las circunstancias, las abrace y me dispuse a resolverlas desde mi propia validación y confianza. Recupere mi identidad, mi poder personal, me lleve a la acción, construí nueva-mente desde mis propios recursos, capacidades, habilidades y talentos. Confíe en mí, seguí mi corazón.

Y AQUÍ ESTOY

COMPARTIENDO-ME

Siendo, haciendo, teniendo, VIVIENDO INTENSAMENTE  mi propia experiencia , en  coherencia con mi propósito de vida, dedicándome a mi hija, haciendo lo que amo y apasiona, desde la comodidad de mi hogar o cualquier lugar con acceso a Wifi, manejando mis horarios, liderando mi propia vida, disfrutando del compartir, puesto que es ahí cuando se siente la verdadera ABUNDANCIA, PAZ  y FELICIDAD.

Mi misión en esta vida es aportar a que cada vez sean más las MUJERES que se ATREVAN  a  alcanzar el estilo de vida que desean alineado a su propósito , en armonía con su cuerpo, mente y espíritu,  desde su estado natural, la AUTÉNTICIDAD.

Si leíste hasta acá y sentiste cosquillas en la panza, ¡Bienvenida a explorar más profundo! CONVERSEMOS

Te comparto mi experiencia,  ¿Cómo se sobrevive al caos creativa-mente sin morir en el intento, aún siendo madre y soltera -como es mi caso- ? ¿Cómo aprender a emprender desde la experiencia? ¿Cómo sacar un proyecto adelante con los recursos que tenes usando como palanca tus talentos y grandeza?, esto y mucho más es parte de mi camino. ¿Venís?